miércoles, 10 de diciembre de 2008

No me atrevo hasta hoy...

Hola, mis amigos de Estilística. Si no saben, me gusta escribir poesía y cuentos. Pues, no he pensado en hacer disponible un poema mío en el blog-- hasta ahora. Déjenme saber qué piensan de mi poema... se trata de la idea de la mujer.

Tortilla de maíz
Por Andrew Milacci

En un campo ancho y verde,
que carece de pesticidas y no de las pestes,
el tallo macizo y hojeado da su fruto:
el oval alargado amarillo
que se arrebata,
se pela
y se convierte en masa
para las masas.
Algunas lo hacen a mano,
y otras van a la vecina que lo muele.
En la distancia se escucha el gemido
hondo y constante del motor
y el batir de la cinta
que gira la rueda,
pegándose en perfecto monotiempo.
La labor de la temporada,
la esperanza de tantas familias,
se derrama a través de un hueco
que guía las piezas hervidas
al aplastamiento.

Las mujeres hacen el viaje,
cargando el recipiente lleno en su cabeza,
o cerca de su seno,
subiendo un sendero lodoso y liso
hecho a pisadas sobre la faz del monte.
Van hacia el horno de fuego y leña.
Hacia el humo que arde en la nariz
y ennegrece los pulmones,
que llena la casa
y pinta el techo con ceniza.

Y pronto empieza el coro de las palmas,
el aplauso sistemático y repetitivo de hacer tortillas.
Una mano hacia adelante, otra para atrás,
y visa versa,
rítmico, marcando el tiempo—
corcheas, semicorcheas, fusas—
música distintamente femenina.
Acción tan simple
que cada niña lo aprende
aun antes de embarcar en su carrera escolar.
Acción tan difícil
que ningún hombre lo sabe hacer.
Acción tan peligrosa
que nadie se atreve a cuestionar
el orden de las cosas.
Acción tan divisiva
que causa que la mujer se convierta en tortillería
y el hombre en boca hambrienta.
Acción tan significante que
define su identidad—
pues, no sirve para nada
la mujer que no sepa tortillar.

2 comentarios:

mariaeugenia dijo...

Andrew,
Muchas gracias por compartirt tu poema aqui. No es fácil hacerlo, lo imagino.
Quiero que sepas que me gusta mucho. Creo que este poema refleja perfectamente una experiencia cultural incomprensible para quien no la ha experimentado.
De nuevo, muchas gracias. Ojalá te animes a compartir más cosas. Por curiosidad miré tu blog, es muy bonito.
Hasta pronto,
Maria Eugenia

Andrew dijo...

Gracias, Maria Eugenia, por tus palabras. En realidad, es un gozo escribir, y cuanto mas en el espanol! Gracias tambien por entrar a mi blog. :) A ver si mas personas lo hacen y me "descubren" JAJA! Cuidate!